Una ciudad de historias y leyendas

La Leyenda de la Mantilla

En Cartagena de Indias cada calle tiene una historia, y cada historia sus personajes. La Mantilla, la calle en la que se ubica el Hotel LM, debe su nombre a una gran historia de amor.

En 1658 Don Juan Pérez de Guzmán, Gobernador de Cartagena de Indias se enamora de María de Encarnación, Hija de Don Baltasar de Soriano, un alto empleado de la Real Hacienda. Este, pide a su padre la mano de la joven. El tiempo pasa y la boda no se lleva a cabo. Tiempo después, Don Pérez de Guzmán fue nombrado como gobernador de Puerto Rico, y sin avisar a nadie, se fue de la ciudad en el primer galeón que zarpó. María de Encarnación, al enterarse de la partida de su prometido, llena de pesar, se estranguló con la mantilla de seda que se ponía cada domingo para ir a misa. Y es que el vil novio además de dejarla plantada, la había dejado embarazada. Desde entonces, la calle fue llamada “Calle de La Mantilla”.